Áreas de intervención

unete

Si bien actualmente existen multitud de recursos públicos y privados que apoyan a la mujer en riesgo o situación de exclusión, el elemento diferenciador que aporta Proyecto Vivir es el seguimiento integral y personalizado desde los primeros pasos hacia la inclusión y en sus diferentes dimensiones:

  • Seguridad económica (apoyo en los medios básicos para la subsistencia)
  • Formación para la mejora de la empleabilidad
  • Apoyo moral y atención psicológica
  • Ayuda en el cuidado de sus hijos menores

Actividades

Comprendiendo que la vulnerabilidad social se ubica en la intersección de una serie de vectores (étnico, socioeconómico, formativo, de género, relacional, etc.), el diseño de la programación se elabora para incidir sobre cada uno de los ejes, proporcionando herramientas para la superación de sus dificultades.

Desarrollo personal y atención integral
  • Alfabetización: programación didáctica específica español para inmigrantes, se imparten clases a dos niveles.
  • Realización personal: terapia grupal para el autoconocimiento, las relaciones interpersonales y la autoestima, realizada por psicoterapeutas.
  • Seguimiento de intervención: atención individualizada, tienen a su disposición a una psicóloga que realiza un seguimiento de su evolución social y emocional.
Talleres Formativos
  • Taller en Orientación para el Empleo
  • Taller de Electricidad Básica
  • Taller en Técnicas de Venta
  • Taller de Costura Creativa
  • Taller de Nuevas Tecnologías Aplicadas
  • Taller Socio-sanitario
Coberturas básicas
  • Beca económica semanal: ayudas de pequeña cuantía proporcionales al nivel de implicación
  • Entrega comida y ropa
Metodología

Los principios metodológicos sobre los que sienta sus bases la intervención son:

  • Sistema de gestión por mejora continua: nos permite medir impactos, reforzar nuestra capacidad para incidir en ellos y trazar nuevas líneas de acción si fuera necesario.
  • Integralidad y transversalidad: desde un planteamiento multisectorial de la exclusión se entiende que los elementos que la constituyen son interdependientes y se relacionan entre sí. Proyecto Vivir trabaja de forma holística en su práctica diaria.
  • Construcción de aprendizajes significativos: toda intervención constituye un eslabón en la cadena de resultados identificados. El pragmatismo es el imperativo metodológico, pues se prepara a las mujeres para la vida real.
  • Enfoque motivacional progresivo: huyendo de acciones meramente asistencialistas, empleamos un sistema de recompensas que nos ayuda a mantener un nivel de implicación y motivación alto entre las beneficiarias. La mujer es el centro de la acción y por tanto, protagonista en su propio proceso de autoconocimiento y desarrollo.